{«dynamic»:true,»content»:»post_title»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_excerpt»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»words»:»»,»read_more_label»:»»}}

Poema

Por Armando Lozano

Esta iniciativa ha sido acordada, en colaboración con la UNESCO, por un gran consorcio de instituciones educativas, sociales y científicas.

Muchas veces, los tapices atrapan, detienen, entorpecen y, incluso, enmarcan la luz. De hecho, siempre modifican el espacio donde se encuentran; su juego es de texturas y de pequeños o grandes volúmenes. Se quiere rendir un homenaje en cuanto a la relación de los materiales, la disposición y la luz / oscuridad que aportan en su empeño.

El arte los conjura para ofrecer una vertiente libre, entre estética y reivindicativa, del espacio en el inconsciente colectivo. Hay atrapado el tiempo y los pensamientos que los hicieron posible, son un vehículo palpable ya la vez metafórico.

Del hilo de Ariadna y del tapiz de Penélope, en la telaraña global, del entorno Bauhaus en las culturas primitivas, tejer ha sido siempre un medio de expresión y recreación.

{«dynamic»:true,»content»:»post_date»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»date_format»:»default»,»custom_date_format»:»»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_tags»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»link_to_term_page»:»on»,»separator»:» | «,»category_type»:»post_tag»}}